martes, 20 de marzo de 2012

Composición de Símbolos Patrios de Sexto Grado 2012

Los sueños de Juanito

Era una vez un niño llamado Juanito que vivía en un pueblito con su mama, él no iba a la escuela pues eran muy pobres. Trabajaban en el campo sembrando chile, tomate, cebolla y frijol. Todas las mañanas se levantaba muy temprano para ir a trabajar de sol a sol.

Un día en camino al trabajo Juanito se encontró una moneda de $10 pesos, todo el día la miro y la miro y se dio cuenta de que tenía una hermosa águila devorando una serpiente.

Juanito estaba ansioso por llegar a casa para preguntarle a su mama que significaba.

Llego a casa y le pregunto a su mama pero no le supo decir muy bien pues ella tampoco había ido a la escuela y no tenía idea de que le estaba hablando su hijo.

Juanito se durmió con las dudas en la boca pero no le duro mucho pues esa noche cayó en un sueño profundo en el que él era la bandera, y sentía las manos suaves de la comandante, la brisa refrescar su bello manto tricolor, en ese instante la voz de su mama le interrumpió su sueño y le dijo que ya se fuera a trabajar.

Como todos los lunes camino al trabajo Juanito miraba a los niños de la escuela hacer una especie de veneración a un bello manto tricolor, y se dio cuenta de que la moneda que se había encontrado aquel día tenía el mismo símbolo que el manto tricolor que estaba observando en ese lugar.

Juanito estaba muy cansado pero tan solo con pensar que pasaría en sus sueño se ponía inquieto. Al fin se había quedado dormido, pero su sueño no pudo continuar. Al amanecer Juanito estaba muy triste porque no pudo soñar lo que él esperaba, su mama al verlo tan desanimado le dijo que no se desesperara pues solo era cuestión de tiempo y de paciencia.

Al atardecer Juanito volvió a casa se durmió, esta vez su sueño si continuo iban a empezar su recorrido. Había un intenso silencio solo para el, 2 niños pasaron al frente a decir el juramento a la bandera y cuando dijeron la frase te prometemos ser siempre fieles Juanito sintió un gran golpe en su símbolo, algo que nunca había sentido, una gran adoración a su bandera mexicana.

Juanito al fin entendió que significaba el himno nacional, el símbolo de la bandera mexicana y sus colores.

Al despertar Juanito le conto cada detalle a su mama y estaba muy emocionada y al ver lo entusiasmado que estaba Juanito, la mama consiguió otro trabajo en el que le pagaran mejor y así poder tener más recursos para inscribir a Juanito en la escuela.

El primer día de clases de Juanito fue un lunes de honores, llego muy presentable, y como cada lunes se formaron para hacer honores a la bandera, cuando el vio pasar la bandera revivió las sensaciones que había tenido en aquel sueño, el corazón le latía aceleradamente y experimentaba una alegría inmensa, sentimientos que no podía explicar pero que le agradaba sentir.

La mama al ver la cara dichosa de su hijo en la escuela supo que había hecho lo correcto y así poder crear un hombre de bien, respetuoso, solidario, honesto, fiel, feliz competitivo, comprometido, responsable, patriota, que participe en la creación y difusión de su cultura y sobre todo ser orgullosamente Mexicano.

Ante la necesidad de estar al pendiente de su hijo y  de su educación la mama busco una escuela para adultos en donde pudiera lograr su educación primaria y secundaria. El futuro y vida de los dos se veía prospera y feliz.

Florecita




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada